in

Cómo hacer mermelada de higos

Es perfecto para disfrutarlo sobre una rebanada de pan con mantequilla, puedes usarlo de relleno para tus tartas o dar sabor a un plato de queso: como quieras, la mermelada de higos es una auténtica delicia. Prepáralo tú mismo con nuestros consejos

Ya sea que esté hecho con los negros o los verdes, la mermelada de higos es un placer disfrutarlo todo el invierno. Es perfecto para rellenar tartas o bizcochos, para acompañar con quesos, para darle un toque extra a tus postres o simplemente para darle un giro a tus desayunos. Se puede realizar con todo tipo de higos.

Mermelada de higos: azúcar ¿sí o no?

Los higos siempre se han considerado una fruta rica en azúcar, pero ¿es cierto? De hecho están hechos por 80% de agua del cual el 12% son azúcares. No hay problema para la figura, por tanto, y cuando decidas preparar una mermelada con higos, compórtate como si la hicieras con cualquier otra fruta. Considera un 40-60% de azúcar por un kg de higos, según lo dulce que lo quieras.

Todas las combinaciones para realzar el sabor de los higos.

Son muchos los ingredientes que se pueden combinar con la mermelada de higos, para potenciar o equilibrar su dulzura. Todos se combinan al final de la cocción, antes de verter la mermelada en los frascos. Canela, nuez moscada, vainilla, entre las especias, nueces, almendras, piñones y pasas sultanas entre frutos secos: estas son las combinaciones más adecuadas para enriquecer el sabor de la mermelada de higos. No es necesario usar nueces y almendras, puedes añadirlos después de haberlos pelado, directamente en la olla con los higos cocidos. Si quieres darle un toque de frescura picante a tu mermelada, ralla un poco jengibre fresco: por lo que será perfecto para degustarlo con quesos bien curados.

Esterilización de los frascos

Siempre es un momento muy importante: degustar conservas artesanales debe ser un placer «seguro», sin riesgos para la salud. Para eso, primero coge los frascos y colócalos en una olla llena de agua. Comprueba que estén completamente sumergidos, llévalo a ebullición y déjalos esterilizar durante 1 hora. Luego sácalos del agua y rellénalos con la mermelada recién hecha, dejando 1 cm vacío desde el borde. Cierra cada frasco con una tapa nueva.

La receta de la mermelada de higos

  • Coge 1 kg de higos, hay que lavarlos, secarlos con un paño y cortarlos en gajos. Puedes pelarlos o dejarlas intactos, como prefieras. Ponlos en un bol, agrega el zumo de un limón y 400 g de azúcar moreno.
  • Remover, cubrir con un paño y dejar descansar por una noche.
  • Pasado este tiempo, poner todo en un cazo, cocinar durante aproximadamente una hora a fuego lento, desnatando de vez en cuando con una espumadera.
  • Cuando la mezcla haya alcanzado la consistencia deseada, apagar, agregar la ralladura de un limón, y vierte en los frascos que previamente has esterilizado.
  • Rellenar hasta 1 cm del borde, para evitar que se forme moho, cerrar y dar la vuelta a los tarros. Déjalo enfriar y luego comprueba que se haya formado el vacío. No deberías escuchar el clásico «Click-clack», de lo contrario pon los frascos en una olla con tanta agua que los cubra hasta la mitad, llevar a ebullición y cocinar por una hora aproximadamente, luego dejar enfriar en la olla. Una vez fríos, sécalos y ponlos en la despensa. Déjalo reposar durante 1 mes antes de consumirlo.

¿Te gustó?

969 points
Upvote Downvote
Teresa Pérez

Escrito por Teresa Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bizcocho de avellana (suave)

Lomo de cerdo asado

Lomo de cerdo asado al horno