in

Cómo hacer huevos revueltos

No hay brunch sin huevos revueltos. ¡Aprendamos a hacerlos perfectamente!

Huevos revueltos y tocino crujiente con tostadas son los ingredientes inevitables del breakfast, que es un desayuno típico anglosajón. Pero preparar huevos revueltos cremosos y sabrosos no es tan simple. Aquí está todo lo que no se debe hacer.

Huevos revueltos: los errores que no debes cometer

1. Abrir los huevos en la sartén.
Los huevos no deben romperse y mezclarse directamente en la sartén, pero es importante batirlos ligeramente antes de cocinarlos para mezclar las yemas y las claras.

2. Usar una sartén fría
Una vez batidos los huevos, hay que cocerlos en una sartén antiadherente ligeramente untada con mantequilla o aceite de oliva y sobre todo caliente. Pero tenga cuidado de no quemar la mantequilla.

3. Revolver con la cuchara
El secreto no es mezclar los huevos con una cuchara durante la cocción, sino mover constantemente la sartén para que no se peguen demasiado.

4. Cocinar demasiado
Cocinar huevos revueltos es muy rápido. Tan pronto como empiecen a espesarse, apague el fuego. No deben estar demasiado «babeantes» o secos. Es mejor cocinarlos algo menos que cocinarlos demasiado. Si parecen demasiado blandos, déjalos unos minutos más en la sartén caliente después de apagar el fuego.

5. Crema, leche y queso
No son ingredientes básicos de los huevos revueltos. No les agrega demasiado sabor. En su lugar, agrega un poco de cebollino o perejil para darle un toque de color.

La receta perfecta de huevos revueltos

Tenga en cuenta nuestro consejo y prepárelos para su desayuno de fin de semana o incluso como plato principal para el almuerzo o la cena, junto con una guarnición de verduras. Sin embargo, tenga cuidado de no exagerar. Dos huevos a la semana es la cantidad ideal.
Calcule siempre la receta dos huevos por persona. Batirlos no muy uniformemente con una pizca de sal y pimienta y luego verterlos en una sartén caliente con un poco de mantequilla o aceite de oliva. Mueva la sartén continuamente para que los huevos no se peguen al fondo. Pasados ​​un par de minutos apaga el fuego y remueve durante unos segundos con una espátula.
Sirva los huevos revueltos calientes con tostadas, queso y fiambres. En el desayuno anglosajón se acompañan salchichas, judías, tomates, champiñones y patatas.

¿Te gustó?

1000 points
Upvote Downvote
Teresa Pérez

Escrito por Teresa Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo elegir el mejor vino blanco internacional

Receta sencilla de pastel de plátano