in

Cómo elegir un mini procesador de alimentos

Una de las cosas más laboriosas en la cocina es hacer los condimentos y verduras del tamaño adecuado para que la receta sea perfecta. Para facilitar esta tarea, los mini procesadores son ideales: son compactos, fáciles de almacenar y desinfectar y ahorran el tiempo que dedicaría a picar los ingredientes a mano. Con las prisas del día a día, ¡son indispensables!

¿Cuáles son las ventajas de un mini procesador?

Los mini procesadores llegan al mercado para hacer la vida más fácil a quienes cocinan con frecuencia y necesitan agilidad. Son más ligeros, compactos y sencillos que los procesadores convencionales. Son más fáciles de operar, ya que utilizan solo una pieza de cuchillas, mientras que los procesadores acompañan varios discos con diferentes tipos de corte.

Aunque no son tan versátiles como los convencionales, estos pequeños aparatos son muy eficientes en el día a día, picando, triturando e incluso triturando varios tipos de ingredientes rápidamente, con la ventaja de ser más prácticos de manipular y desinfectar.

Por tener menor capacidad, estos electrodomésticos son aptos para quienes cocinan en cantidades menores, hasta para tres personas, y necesitan menos funciones que las que ofrece un multiprocesador. Si ese es tu caso, ¡apuesta por los mini procesadores y simplifica tu cocina!

Cómo elegir el mejor mini procesador de alimentos

Contamos ahora todos los puntos importantes que debes tener en cuenta a la hora de elegir el mini procesador de alimentos ideal. Es importante que definas las funciones que realizará en tu cocina para elegir de forma segura. ¿Solo necesitas agilidad en los condimentos o quieres hacer salsas, patés y otras tareas más pesadas? ¡Míralo a continuación!

Elige la potencia según el uso: 100 W para condimentos y 200 W para carnes y cereales

La potencia de los mini procesadores puede variar de 50 a 240 vatios. La potencia determina las funciones que tendrá tu mini procesador, así que antes de elegir el tuyo estad atentos a este detalle. Por ejemplo, los mini procesadores de 50 a 100 vatios son eficientes para moler ajo, cebolla, y algunas verduras

Para trabajos más pesados, como picar carne, moler cereales y alimentos más duros (raíces y algunos tipos de queso), elige aparatos más potentes con al menos 200 vatios. Esta información es importante para que elija un producto que satisfaga las necesidades de tu cocina. ¡Así que mantén un ojo en la potencia!

Opta por mini procesadores con al menos 310 ml

Además de la potencia, la taza de tu mini procesador puede tener distintas capacidades y esto también influirá en el precio. Los más pequeños tienen entre 310 y 350 ml, pero hay modelos con más de un litro. Si vives con dos o más personas y necesita preparar alimentos en grandes cantidades, considera la capacidad de la taza del mini procesador antes de hacer la elección.

Los niveles de velocidad y las funciones Pulsar y Auto Reverse ofrecen un mayor control de preparación

Las funciones principales de su mini procesador se refieren a la capacidad de controlar el procesamiento de alimentos. Algunos tienen dos niveles de velocidad y esta función es especialmente útil en electrodomésticos con vasos más grandes cuando se desea hacer salsas y pastas rápidamente.

La tecla pulsar le permite realizar movimientos rápidos con la hélice y es útil cuando necesita procesar gradualmente para alcanzar un volumen ideal. La función de retroceso automático es menos común y permite que la hélice se mueva en retroceso.

La tapa de la boquilla permite la adición de líquidos y alimentos durante el procesamiento

Todos los mini procesadores deben seguir algunas reglas de seguridad y una de ellas es que el dispositivo no funcionará si la tapa no está bloqueada. Este es un problema cuando está ejecutando una receta que necesita agregar ingredientes durante el procesamiento, como mayonesa, por ejemplo.

Para resolver este problema, algunos mini procesadores tienen una boquilla en la cubierta. Para que pueda agregar líquidos y sólidos a su receta mientras el procesador gira. Es una función muy útil para la elaboración de salsas y patés y suele estar presente en los mini procesadores más potentes.

Los modelos desmontables son más fáciles de limpiar

Potencia, capacidad y funciones definidas, ahora no podemos olvidarnos de la practicidad. Después de todo, no tiene sentido tener un aparato súper funcional, pero difícil de limpiar, ¿no es así? Es probable que con el tiempo se olvide en el armario de la cocina.

Para que realmente llegue tu nuevo dispositivo para hacerte la vida más fácil, comprueba si se puede desmontar, es decir, si el vaso, las cuchillas y la tapa se desprenden de la base eléctrica para su limpieza. Para que puedas lavar estas partes fácilmente, preservando el cuerpo eléctrico del contacto con el agua y asegurándote de que, además de estar limpio, tu mini procesador no se estropee.

¿Te gustó?

940 points
Upvote Downvote
Teresa Pérez

Escrito por Teresa Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lomo de cerdo asado

Lomo de cerdo asado al horno

Pastel de coco cremoso

Receta de pastel cremoso de coco