in

6 reglas simples para almacenar huevos

Agentes bacterianos? Mejor no tener que lidiar con estas cosas. Algunos consejos para evitar sorpresas desagradables

¿A quién no le gustan los huevos revueltos o las tortillas? Estas son solo dos de las infinitas recetas a base de huevo que se pueden preparar de forma rápida y sencilla. Para disfrutar de un buen plato tranquilo, basta con seguir unas sencillas reglas de higiene.

Ten cuidado en el súper

Si compras huevos en el supermercado, abre el paquete y asegúrate de que estén perfectamente intactos. Las bacterias como la salmonela, no necesitan más que una pequeña grieta para colarse. Los rotos mejor que los tires.

Deja los huevos en el paquete

Siempre es mejor guardar los huevos en el paquete en el que fueron comprados que en el compartimiento especial de su refrigerador. Además, guárdalos siempre en un nivel intermedio o inferior a una temperatura de 0-4 ° C. Mantener los huevos intactos en su embalaje original también será una buena forma de evitar que absorban olores extraños. La ausencia de olor en los huevos también es una indicación de su calidad.

Guárdalos en la nevera

Tan pronto como llegue a casa del supermercado, refrigere los huevos para asegurar una rápida reducción de la temperatura y así reducir el riesgo de salmonelosis. Las pruebas han demostrado que una buena refrigeración puede afectar la calidad y el valor gastronómico de los huevos. Y, dado que el crecimiento rápido de bacterias puede ocurrir entre 4 ° y 60 °, almacenar los huevos en un lugar adecuado evitará que las bacterias proliferen. Si desea garantizar la vida útil indicada en el paquete, los huevos que no desee cocinar de inmediato no deben mantenerse fuera del refrigerador durante demasiado tiempo. Si es un buen día soleado, recuerde guardar sus huevos y otros productos perecederos en una mini nevera, si está en el automóvil, no en el maletero, que puede calentarse demasiado.

Por supuesto, si tiene la suerte de tener huevos frescos directamente de la gallina, la refrigeración no es necesaria. Los huevos son completamente estériles en el momento de la puesta, si es un animal sano, y la posibilidad, según las autoridades sanitarias competentes, de que una gallina ponedora haya sido infectada con salmonelosis, resultando en contaminación en el útero durante la puesta, es estimado en dos por cada millón de huevos.

Asegúrate del etiquetado

En su cáscara, los huevos tienen un código impreso, a través del cual es posible tener toda la información principal sobre los huevos que se han comprado. El etiquetado adherido al huevo pone así a disposición del consumidor una cédula de identidad real del huevo, permitiendo la trazabilidad del producto y estar informado sobre la cadena de producción. El etiquetado de los huevos destinados al consumo directo es obligatorio y no puede dejarse a la discreción del productor. Los primeros dígitos indicados en la etiqueta de la cáscara indican el tipo de granja de la que proceden los huevos y su país de origen: son los más importantes para el consumidor. Las siguientes cifras indican la provincia y municipio de cría y la cría específica de la que proviene.

Es recomendable usar separadores de huevos

Si estás acostumbrado a separar las yemas de la clara de huevo con el antiguo gesto rápido y rápido de la mano, las bacterias, que podrían acechar en la superficie de la cáscara, podrían ser más hábiles que tú. Hoy existe una herramienta para utilizar de forma sencilla y rápida (y también bastante económica), el separador de huevos, que aprovecha el deslizamiento hacia abajo de la bolsa en la que está contenida la yema, sin que se rompa. Recuerde siempre lavarse bien las manos después de haber terminado de manipular huevos crudos.

Cuidado con la cocina

Cuando cocines los huevos asegúrate de llevarlos a una temperatura que elimine cualquier rastro de bacterias y presta atención a las preparaciones crudas (como el tiramisú), para lo cual puedes pasteurizar los huevos calentando los huevos al baño María a 82 °, girándolos siempre para evitar hacerlos espesos.

¿Te gustó?

629 points
Upvote Downvote
Teresa Pérez

Escrito por Teresa Pérez

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0
Remolacha

5 recetas con remolacha precocida

Papel para hornear: ¿conoces sus múltiples usos?