in

10 errores cometidos al preparar pizza

Aquí están los diez más comunes.

En realidad cometer errores al hacer pizza es muy fácil porque los pasos, aunque bastante fáciles, son precisos y los trucos del oficio son muchos.

Hemos compilado una lista de los 10 errores más comunes. ¿Te encuentras en alguno de estos puntos? Si es así, a partir de ahora, ¡cuidado!

Una levadura es tan buena como otra

¡Equivocado! Para obtener una pizza perfecta, uno de los ingredientes imprescindibles es la levadura y hay que elegirla bien. A menos que seas un experto en levadura madre, la mejor en términos de digestibilidad y levadura, usa la en gránulos como recomiendan muchos chefs expertos en pizza. 7 gramos son suficientes para un kg de harina. Si, por el contrario, prefiere la masa más fresca, use 1 por kg de harina. En general, cuanto menor sea la cantidad de levadura, mayor será el tiempo de fermentación.

Una harina al azar

Hay harina y harina y sí, sepan que la pizza quedará mejor si la harina es de excelente calidad. Para no equivocarnos, elige siempre la harina 0. Sin embargo, si tiene la oportunidad de comprar harina en un molino, la calidad del producto final será diferente.

Hago una pelota

Este es el primer pensamiento que viene a la mente al hacer masa para pizza. Hacer una bola lisa y homogénea que debe subir. Esta bola, sin embargo, debe hacerse siguiendo ciertos pasos. ¿Has oído hablar de las arrugas? Estos son muy importantes para obtener un buen resultado. Simplemente extienda la masa en un rectángulo y dóblela varias veces sobre sí misma como un paquete. Así es como debe descansar para poder levantarse adecuadamente.

Levadura en el frigorífico

No está mal dejar que la masa suba en el frigorífico, pero ten en cuenta que un par de horas no serán suficientes. Generalmente la pizza se deja reposar en el frigorífico cuando la masa está muy húmeda y la levadura tarda unas 12 horas. Sin embargo, si no dispone de todo este tiempo, guarde la masa en un recipiente grande de vidrio bien engrasado y cúbralo con un paño limpio. El lugar ideal para la levadura es el horno apagado.

Añado sal cuando quiero

La sal es uno de esos ingredientes que hay que dosificar en la masa y sobre todo añadir en el momento adecuado.
La sal y la levadura no se llevan bien y, por lo tanto, deben mantenerse alejadas en la primera fase de preparación. Amasar un poco los demás ingredientes y solo al final añadir la sal.

No se necesita azúcar

Gran error. El azúcar es fundamental para facilitar la levadura. Por lo general, se agrega junto con la levadura para activarla en su mejor momento y se puede reemplazar para un resultado óptimo con miel.

Diluir con el rodillo

Hay opiniones encontradas sobre este punto. La pregunta es esta, la pizza debe extenderse a mano sin herramientas, pero solo si puede hacerlo sin romperla. Lo ideal es dividir la masa en muchas porciones antes incluso de dejar que suba para que cada porción se convierta en una pizza una vez extendida. Alternativamente, si desea una pizza alta, use la masa recién fermentada simplemente extendiéndola con la punta de los dedos dentro de una bandeja para hornear bien engrasada. Sin embargo, para una pizza plana fina y crujiente, use un rodillo solo si no puede extenderlo con las manos.

Puré de tomate al gusto

Si has decidido preparar una pizza roja clásica, presta atención a la cantidad de salsa de tomate que vas a utilizar. A nadie le gusta comerse una porción de pizza que no se sienta recta porque la cobertura gotea aquí y allá. La cantidad de tomate debe ser correcta y ponderada. Basta dosificarlo con una cuchara para que la parte central de la pizza quede cubierta, pero no demasiado, dejando los bordes libres.

Enciendo el horno y voy

Cocinar la pizza es uno de los puntos más delicados después de la subida. A menos que tengas un horno de leña disponible, tendrás que lidiar con el horno eléctrico en casa y, en general, las cosas no salen como deberían. Para obtener un resultado lo más parecido posible al de la pizzería, es necesario cocinar dos veces. Inicialmente se coloca la masa en una fuente de horno y se cuece en la parte más baja a la temperatura máxima (unos 250 °) durante al menos 10 minutos, luego se pasa en la parte media del horno hasta el final de la cocción. De esta forma la base quedará bien cocida y crujiente.

Todos los gustos

¿Cuál es tu sabor de pizza favorito? ¿Margarita, BBQ, capricciosa o verduras? Sea cual sea su elección, recuerde que todas las coberturas, excepto la salsa, deben agregarse a la mitad de la cocción, cuando la pizza pasa de la parte inferior del horno a media. Y por tanto, una vez preparada la masa, simplemente se sazona y se mete al horno durante 10 minutos. Luego se saca y se completa con todo lo demás antes de terminar de cocinar por otros 15 minutos en la parte media del horno. De esta forma la mozzarella no humedecerá demasiado la base.

¿Te gustó?

1000 points
Upvote Downvote
Teresa Pérez

Escrito por Teresa Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salsa para sándwich muy sencilla y sabrosa

Cómo hacer pastel de carne